Bienvenid@s a este blog que para mí sin lugar a dudas es muy especial... ¿El motivo? Que desnudo mis pensamientos



miércoles, 14 de octubre de 2009

Las mujeres y el gimnasio

 Hace unos meses que acudo al gimnasio y sigo teniendo las mismas inquietudes de siempre. Hoy por ejemplo he ido a la clase de los miércoles, GAC que sería glúteos, abdomen y caderas, en otras palabras culo, barriga y tetas.

El caso es que hoy estaba la clase rebosar de gente (19 personas nada más y nada menos), que he de puntualizar que es un gimnasio de tías, así que las críticas y las miradas están a la orden del día.
Yo para no perder la costumbre, observo.. hablo con las 4 marujillas y a mover el culo, la panza y las tetas. Siempre es lo mismo, pero siempre sigo sorprendiéndome de esa rutina.

1- Siempre la misma maruja se me queda mirando enterita. Primero las tetas (no lo oculto, hace 6 meses me operé y el hecho de que me las mire con el hocico levantado no me molesta pues me han quedado preciosas). Luego sigue por todo el cuerpo y al finalizar se repasa ella misma.

2- La típica conversación de dos marujas resentidas económica. Hoy mismo 2 estaban hablando de lo que iban a hacer después de ducharse, que si un masaje, que si un jacuzzi.... y cada una iba comentando lo que tenía en casa, hasta que una de ellas comenta que tiene un jacuzzi apegado a su cama, la otra ni corta ni perezosa ante ese comentario le ha soltado que estaba pensando plantar uno en la terraza, para relajarse en el jacuzzi despelotada al aire libre. --> Todo hay que decir que no tienen ni donde caerse muertas las pobres y una de ellas siempre sale escopeteada sin ducharse.

3- Vello púbico, vello y más vello... Siento una extrema vergüenza cada vez que me desnudo. Soy de las que cuido mi fuente de placer y por lo tanto, voy rasurada, no completamente pero casi en su totalidad. Hoy ha sido de esos días en los que me he mirado, las he mirado y me he dicho: "Soy la única!!!". Asi que he cogido mi toalla y me la he liado a toda prisas para irme a duchar (la ducha siempre fuera de las miradas). 

Lo curioso es que chicas, entre 18 años y 30, tienen el monte de Venus a lo amazonas. Una de ellas las melandreras le iba desde debajo del ombligo hasta las pantorrilla y entonces es cuando mi imaginación vuela y me imagino a esas chicas con sus parejas. ¿Harán cunnilingus? ¿Se aclararán los chicos al buscarle el clítoris con tanto matorral? ¿ Cómo estarán en tanga, saliendo todo el vello por los costados? (Este punto del tanga he querido saltármelo y no me he quedado para verlo)

Si de 19 mujeres que hay (a las marujas las perdono pero os aseguro que al menos ellas se lo "cortan"), soy la única que me rasuro y a los hombres les enloquece las mujeres rasuradas.... ¿esas 19 mujeres que coño tienen en la cabeza? Tampoco es necesario hacer un rasurado íntegro, pero al menos un poco de recorte, al menos que las jóvenes podamos estar bellas por fuera y por dentro que sino, imaginemos a esos chicos, todo cachondos perdidos (descarto parejas, los pobres estarán pegándose cabezazos contra la pared o en su defecto matándose a pajas con las películas porno), viendo a chicas buenorras, cuidadas por fueras y cuando llega el momento clave, el momento de bajarse las bragas... ZAS! Toma melandreras

4- ¿Esa manía de secarse las partes bajas con una pierna sobre la banqueta, la otra en el suelo, culo en pompa y con una mano coger la toalla y restregar por todas sus partes? Es una imagen peculiar, sobre todo cuando estás buscando tus potingues y tus cremas y al levantar la cabeza te encuentras con un culo lleno de pelos (si no se depilan delante, lo de detrás es zona cero). 

No sé... yo no necesito espatarrarme para secar mis partes más preciada y menos aún martirizar mis partes con restregar una toalla sin delicadeza. 

5- La típica que se te queda mirando de reojo, con el hocico de nuevo levantado cuando estás en clase, mirando cada movimiento que haces y en el momento que ella pone la pierna en el step casi se troncha. Hay una que es divertidísima verla! Disfruto como una loca porque claro... tenemos un espejo que va de punta a punta y ella no "recuerda" que cuando se nos queda mirando, nosotras la observamos desde el espejo y tiene su momento de "rabieta" en la que se sube a los steps en plan "os vais a cagar que tengo un ritmo increíble" y es cuando de esa energía, se descordina y parece un pato mareado. 
Pobrecita... en si muchas se mosquearían, pero a mí me divierte con creces, la pobre hace cada show que me encanta verla y sobre todo... en primera fila y sin pagar entrada ;)

Podría seguir contando mil cosas más, pero bueno... quizás más adelante haré una segunda parte de las mujeres vs gimnasio... esa batalla que siempre salen perdiendo las mujeres

2 comentarios:

Criztina dijo...

Me he topado con su blog por pura casualidad y he de admitir que me he chutado todas las entradas de una vez. Me agrada mucho su forma de escribir.

DarkLea dijo...

Me alegro Criztina.

Bienvenida :)